Publicado en 1º ESO

Argumentando, contrargumentando…

Dos piezas clave en el desarrollo de un Debate. Por una parte deberemos convencer a nuestra audiencia de que la postura que defendemos es buena, pero al mismo tiempo debemos convencer de que el equipo contrario defiende una postura que… No es tan buena. En la guerra y en el amor todo vale, es cierto, pero lo que no permitiremos nunca es la falta de respeto, recordadlo siempre. Hay formas y formas y hay que saber qué decir y cómo decir las cosas. Para ello, dos pequeños apuntes. El primero es una pequeña tabla que os ayudará a pensar:2

Con un ejemplo muy sencillo podemos asegurarnos de que la postura que defendemos está sólidamente cimentada. Y el segundo os ayudará a pensar en una buena refutación. Para ello deberéis recuperar el argumento que queréis refutar y darle la vuelta para llevarlo a vuestro terreno. Con un poco de práctica, ¡listo!3

Anuncios
Publicado en 1º ESO

Refutadores siguiendo el hilo

Siguiendo el hilo. Esta entrada se llama así porque si los Refutadores tienen que ser brillantes en algo esencial como es en seguir el hilo argumental del Debate. Como buen texto argumentativo, el Debate tiene que tener una estructura bien delimitada, se tiene que estudiar previamente y si tiene que tener una característica básica es la claridad. Además, tendremos que pensar en ser coherentes, a tener muy en cuenta.

Tenemos que empezar a construir nuestro hilo argumental pensando cuáles son los argumentos que van a conseguir defender nuestra postura. Por ello podemos pensar en algo que os va a gustar mucho… ¡Las galletas Oreo! Y no, no nos hemos vuelto locas. Mirad, mirad: ¿es o no es una buena forma de recordarlo?443faaea0cc65a2e4ee36580e99985c4

Los refutadores se tienen que encargar de vendernos la idea, de darnos razones para pensar como ellos y la estrategia Oreo es muy buena. Lo primero es transmitir nuestra postura, que podrá ser o no nuestra opinión, recordadlo bien.

Después añadiremos las razones por las que debemos pensar así. Estas razones se justifican de alguna forma a través de los ejemplos.

Por último y para que quede bien claro, volveremos a dar nuestra opinión. Esto es necesario porque es un discurso oral que nuestro receptor sólo va a poder escuchar una vez, por lo que repetir para ligar el nuestro parlamento, es una buena idea.

¡Consejos! El primer refutador debería defender 2 o 3 argumentos, el segundo, 1 o 2 debido al tiempo asignado. Importante es también el orden que le damos a esos argumentos. El primer argumento siempre será el más potente, sorprenderá a la audiencia. El segundo será el más flojo y para finalizar con uno que no sea ni fuerte, ni flojo sino todo lo contrario.

Las siguientes pistas… Sobre cómo crear argumentos y contrargumentos potentes.

¡Ánimo y a por todas!