Publicado en 1º ESO

Preparando una Introducción

La Introducción junto con la Conclusión son las dos piezas clave en un buen Debate. De hecho, si somos capaces de conectar al principio con nuestro jurado y hacer un buen cierre, que haga pensar al receptor, que lo conecte con el principio del desarrollo de la postura, tendremos muchísimo ganado. Por eso, hay que saber qué debemos contar en esos tres minutos. Este vídeo os será de mucha ayuda a la hora de estructurar bien la Introducción:

El primer orador es el encargado de abrir el Debate, presentará al público y al jurado la línea argumental y los argumentos sobre los que se apoyará el equipo durante su intervención. Además es necesario que:

  1. Explique cuál es la pregunta que se va a tratar.
  2. Capte la atención de la sala (una historia, un elemento sorprendente, preguntas retóricas, base histórica…).
  3. Salude y presente a todos los miembros del equipo.
  4. Recuerde la tesis que se defiende y enumere los argumentos que su equipo va a defender.

Parece difícil, ¿verdad? No lo es tanto, con un poco de práctica, todo es posible y para que veáis, aquí tenéis una muestra: la Introducción del equipo En contra de la Final del año pasado. Tomad buena nota, ¡es una excelente Introducción!

Una vez el Introductor ha expuesto no puede quedarse de brazos cruzados, sino que debe seguir atento a todo el Debate para ayudar al Conclusor a elaborar el último apartado de la Conclusión, introducir algún aspecto del equipo contrario, así como aportar preguntas para el Cruce de preguntas.

 

Anuncios